martes, 18 de octubre de 2011

El Volcán de Enmedio, entre Gran Canaria y Tenerife (Islas Canarias), ofrece indicios de mantenerse activo

Imagen del Volcán de Enmedio. i LP-DLPLos científicos señalan que Canarias se comporta como un territorio volcánico vivo, sobre todo bajo el mar. Una muestra clara de ello es la presencia del Volcán de Enmedio, entre Gran Canaria y Tenerife, que ofrece indicios de mantenerse activo.
El posible futuro geológico de Canarias crece sigiloso bajo el mar. La boca eruptiva que muestra sus fauces frente a La Restinga se encuentra en aguas someras, pero tiene un antecedente que permanece a casi 4.000 metros de profundidad, prácticamente a medio camino de la planicie submarina entre Gran Canaria y Tenerife. Este silencioso y misterioso promontorio recibe el nombre de Volcán de Enmedio y supera los cuatrocientos metros de altura, medida aproximada de la promesa de una nueva isla que en cualquier caso surgiría pasados varios millones de años, en realidad tampoco demasiado tiempo dentro de los parámetros del tiempo geológico, tan distinto al humano. Otras generaciones son las llamadas a comprobar qué efecto tendría la irrupción de un nuevo territorio en el pleito insular.

El científico Juan Carlos Carracedo, de la Estación Volcanológica de Canarias, explicó ayer que la presencia de este volcán fue detectada a finales de los años ochenta por el buque oceanográfico alemán Meteor y que de hecho ha sido la ciencia alemana la que mejor ha estudiado esta espectacular estructura geológica de las profundidades del archipiélago. No obstante, el Hespérides, perteneciente a la Armada pero utilizado para investigaciones del Ministerio de Ciencia e Innovación, también ha barrido la zona. Más allá de todo esto, la presencia del volcán submarino es una realidad de cientos de metros con una forma cónica bien conservada que hace pensar a la ciencia que se ha mantenido activo, pues de lo contrario su figura se habría visto mucho más afectada e incluso habría desaparecido por la erosión.

Sin embargo, la enorme profundidad donde está el Volcán de Enmedio impide corroborar al cien por cien si se mantiene en actividad habida cuenta de que no es posible verificar a esa profundidad la existencia de una señal de tremor, la señal que se asocia a las erupciones volcánicas y un palabra que se ha convertido en moneda de uso común en Canarias de la mano del volcán herreño, junto a otros muchos términos.

Fuentes y leer toda la noticia : http://www.laprovincia.es/especiales/2011/10/18/grito-fuego-4000-metros/408771.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada