miércoles, 19 de septiembre de 2012

Una postal de estrellas y enanas marrones recién nacidas

Oeste del Cinturón de Orión. En la parte superior, enanas recién nacidas. | Raúl Alcaraz

El Gran Telescopio de Canarias (GTC) ha permitido observar detalles antes nunca vistos de varias estrellas y enanas marrones en el cúmulo de sigma Orionis.

Según ha informado el Instituto de Astrofísica de Canarias en un comunicado, los científicos del proyecto Consolider-GTC recabaron los datos a lo largo de varias noches de observación durante el mes de marzo de 2012.

El instrumento OSIRIS del Gran Telescopio de Canarias obtuvo espectros de baja resolución de estos objetos en el joven cúmulo estelar abierto de sigma Orionis, cercano a la famosa Nebulosa de la Cabeza de Caballo.

En la imagen que ilustra esta noticia se puede ver la región del oeste del Cinturón de Orión, con la Nebulosa de la Cabeza de Caballo, la Nebulosa de la Llama, Alnitak (zeta Orionis) y sigma Orionis. La parte superior contiene numerosas estrellas y enanas marrones recién nacidas (hace sólo unos tres millones de años), mientras que en la parte inferior las protoestrellas aún están rodeadas de gas y polvo. Las estrellas y enanas marrones estudiadas con OSIRIS/GTC están alrededor de sigma Orionis, la estrella brillante azulada situada en el centro de la parte superior, cuya intensa radiación es la que da forma a la Nebulosa de la Cabeza de Caballo.

"El objetivo de este programa era aprovechar las noches en las que las condiciones no son óptimas para otros programas de observación paraobtener espectros de gran calidad de fuentes variables sin clasificación conocida que fueran relativamente brillantes para un telescopio de tipo 10 metros. Algunos de los espectros obtenidos durante una de las noches de observación fueron captados mientras el resto de telescopios de La Palma no estaban operativos", señala el comunicado.

A pesar de que son muchos los trabajos llevados a cabo anteriormente, muchos de ellos realizados por astrónomos españoles, aún quedan docenas de estrellas de baja masa y enanas marrones en sigma Orionis sin una caracterización espectroscópica detallada. Según los astrónomos, en algunas de ellas puede haber discos en los que se estén formando planetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada