miércoles, 18 de abril de 2012

El último vuelo del transbordador Discovery


El transbordador Discovery ha finalizado su último vuelo desde la base de Cabo Cañaveral (Florida) a Washington DC, donde se convertirá en la estrella del Museo Nacional del Aire y del Espacio, su nuevo hogar.

El Discovery despegó sobre un Boeing 747 modificado de la NASA ante la emoción de quienes acudieron a despedir, por última vez, al más antiguo de los transbordadores que quedan y el que más misiones ha realizado.

Entre ellos los seis tripulantes de la última misión del Discovery, la STS-133: el comandante Steve Lindsey, el piloto Eric Boe y los especialistas Alvin Drew, Steve Bowen, Michael Barratt y Nicole Stott.

El Discovery ha volado a modo de despedida sobre la costa de Cabo Cañaveral, conocida como la "costa del espacio", antes de poner rumbo al norte hacia la capital estadounidense, donde sobrevoló la ciudad antes de aterrizar en el Aeropuerto Internacional Dulles, en Virginia.

En la pista le esperaban el director del museo Nacional del Aire y el Espacio, John R. "Jack" Dailey, el secretario de la Institución Smithsonian, a la que pertenece el museo, Wayne Clough, y representantes de la NASA.
Una nave con mucha historia

El Discovery fue lanzado por primera vez en 1984 y en su lista de logros se incluyen haber sido el primer transbordador pilotado por una mujer (Eileen Collins), haber llevado al primer cosmonauta ruso a bordo de una nave estadounidense y haber realizado el primer acoplamiento con la estación rusa Mir.

En la misión STS-31 en 1990 transportó el Telescopio Espacial Hubble, cuyos instrumentos y cámaras de alta tecnología han permitido estudiar el universo como nunca antes.

En 1998 alcanzó otro récord al llevar de nuevo al espacio a John Glenn, el primer estadounidense que orbitó la Tierra a bordo del Friendship 7 en 1962, y que a los 77 años se convirtió en el astronauta de más edad.

Además, pasará a la historia por haber sido el transbordador que voló tras los accidentes del Challenger, que se desintegró el 28 de enero de 1986 poco más de un minuto después de su lanzamiento, y del Columbia, que se desintegró el 1 de febrero de 2003 al entrar en la atmósfera cuando volvía a la Tierra.

El Discovery será exhibido en los hangares del Museo del Aire y el Espacio en el aeropuerto internacional de Dulles y reemplazará alEnterprise, el prototipo que nunca voló al espacio pero sin el que no hubiera sido posible realizar las pruebas.

El Enterprise pasará a formar parte de la colección del Museo Intrepid del Mar, Aire y Espacio en Nueva York.

La NASA concluyó el programa de transbordadores el pasado añodespués de 30 años para centrarse en nuevas misiones como explorar un asteroide o alcanzar Marte, mientras queda en manos de la empresa privada el desarrollo de las naves que hacen el recorrido hasta la Estación Espacial Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada