domingo, 20 de enero de 2013

Desde hace ya 22 años, un nutrido grupo de aficionados a la astronomía observan el cielo de Gran Canaria desde el observatorio más alto de la Isla. Agrupación Astronómica de Gran Canaria (AAGC)



Desde hace ya 22 años, un nutrido grupo de aficionados a la astronomía observan el cielo de Gran Canaria desde el observatorio más alto de la Isla. La Agrupación Astronómica de Gran Canaria (AAGC), dirigida por José Ramón Henríquez Lorenzo, disfruta de unas vistas maravillosas desde casi 1.900 metros de altitud.
Allí, estos apasionados por los astros ejercen dicha afición que atrae a mucha gente, pero que muy poca realmente se atreve a llevar a cabo. «La necesidad de observar a horas en las que todos estamos calentitos en la cama retrae a muchos de algo que es realmente ilusionante», comenta Henríquez desde el observatorio que tienen en la Cumbre. Se trata de una casa cedida por el Cabildo que estaba en ruinas y que «prácticamente la reconstruimos y preparamos para colocar todo nuestro inventario de observación y fondo cultural, además de habilitar una pequeña zona de descanso y almacén, todo ello sin alterar el paisaje», relata orgulloso.
«Realmente es un lujo poder contar con un observatorio como el que tenemos y por nuestra agrupación han pasado la totalidad de las personas que hoy son importantes en la astronomía local», comenta José Ramón Henríquez, quien añade que «a nuestro observatorio acuden colegios, organizaciones y colectivos privados donde impartimos charlas y cursos de conocimientos astronómicos y de iniciación a la astronomía», y todo ello lo hacen por simple afición sin ánimo de lucro.
Sobre todo, esta agrupación defiende que los astrónomos aficionados son un elemento importante en el mundo de la ciencia. «Son requeridos para colaborar voluntariamente con proyectos científicos a los que los observatorios profesionales no pueden dedicar recursos y tiempo. Se han descubierto asteroides y cometas que incluso pueden ser potencialmente peligrosos», indicaba. «Tenga en cuenta que no nos dedicamos a esto profesionalmente, aunque siempre intentamos aportar lo que podamos a la comunidad científica internacional», declaraba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada