miércoles, 1 de julio de 2015

Este miercoles 1 de Julio se añadió un segundo más al reloj en todo el planeta Tierra



Este martes 30 de junio cuando sean las 23:59:59, los relojes del tiempo universal coordinado del Servicio Internacional de Rotación Terrestre y Sistemas de Referencia (IERS) sumarán un segundo extra, pasando de las 23:59:60 a las 00:00:00, con lo que el número total de segundos en 2015 será de 31.536.001.

Y aunque en términos domésticos quizá un segundo más o menos no importe demasiado, para la ciencia sí tiene un significado relevante, debido a que es necesario para ajustarse a la desaceleración gradual de la rotación de la Tierra producida por el "tirón" gravitatorio entre la Tierra, la Luna y el Sol.

Los relojes atómicos determinan el tiempo considerando las transiciones electromagnéticas en los átomos de cesio con un margen de error de un segundo cada 1.400.000 años, dando un día con una duración de 86.400 segundos. Sin embargo, lo que demora la Tierra en completar una vuelta sobre sí misma es de 86.400,2 segundos, retraso producido por la ya mencionada desaceleración terrestre.

Y aunque esos 0,2 milisegundos sean menos que un parpadeo, al sumar todos los días del año sí nos acercamos a un segundo.

Pero la desaceleración no siempre es debido a la rotación de la Tierra. También intervienen factores como las variaciones atmosféricas, climáticas o incluso fenómenos como El Niño. Lamentablemente, estos cambios no son predecibles y se desconoce cuántos segundos se necesitarán cada año.

De hecho, en la época de los dinosaurios, la Tierra completaba un giro en cerca de 23 horas. En 1820, una rotación tomó exactamente 24 horas, y desde entonces el día solar medio se ha incrementado en alrededor de 2,5 milisegundos.

Y cada vez es más frecuente: Este año será la vigésimo sexta vez que se añada un segundo, desde 1972.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada