domingo, 9 de agosto de 2015

Lluvia de estrellas Perseidas 2015

                                        Perseidas y la Vía Láctea en el cielo de verano

Una año más vuelven las Perseidas, la lluvia de estrellas más popular de todo el año. En este artículo encontrarás una completaGuía de Observación para este año 2015, en la que encontrarás todos los detalles para observarlas: qué son, cuándo se pueden observar más estrellas fugaces y cómo fotografiarlas. Pero antes de nada…

¿Qué son las Perseidas?

Las Perseidas, también conocidas popularmente como las Lágrimas de San Lorenzo, son una de las lluvias de meteoros más activas del año. El máximo de la lluvia de estrellas se produce habitualmente entre el 11 y el 13 de agosto, aunque su actividad se extiende desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto. Su coincidencia con los meses de verano en el hemisferio norte la convierte en la lluvia de estrellas más popular y más observada del año, aunque otras como las Gemínidas tienen una actividad ligeramente mayor.

Las Perseidas reciben su nombre de la constelación de Perseo, donde se encuentra el radiante de la lluvia. Por una cuestión de perspectiva, las estrellas fugaces parecen provenir de un mismo punto en el cielo, que se sitúa en la constelación de Perseo. Los meteoros son generalmente rápidos, alcanzando los 59km/s, lo que hace que sea muy fácil perdérselos si uno no está atento. Además, algunas estrellas fugaces son muy brillantes e incluso iluminan totalmente el cielo durante unos segundos, dejando a su paso una estela de humo. Estos meteoros se denominan bólidos, como éste que capturamos durante una noche de observación de las Perseidas en 2012.



Bólido capturado en 2012 en una observación. AstroAfición

Origen: Cometa Swift-Tuttle

El causante de las Perseidas no es otro que el cometa 109P/Swift-Tuttle, descubierto por Lewis Swift y Horace Parnell Tuttle en 1862. El cuerpo progenitor posee un diámetro de casi 10 km y órbita alrededor del Sol con un periodo de 130 años. En cada paso junto el Sol el cometa sufre un proceso de fragmentación y descomposición debido a las altas temperaturas; dejando a su paso una nube de pequeños restos de roca y hielo, conocida como corriente de meteoroides. Son estos diminutos fragmentos los que, al entrar en contacto con la atmósfera terrestre a grandes velocidades, se desintegran provocando el brillo tan característico que conocemos como “estrella fugaz” (no olvidéis que el nombre técnico es “meteoro”).

El último acercamiento del Swift Tuttle se produjo en 1992, alcanzándose ese año un pico de actividad extraordinario (THZ 300). Desde entonces, ha ido disminuyendo progresivamente hasta situarse en el nivel actual (THZ 100).


Cometa Swift-Tuttle a su paso por la Tierra en 1992
Qué es la THZ: Tasa Horaria Zenital

La Tasa Horaria Zenital (THZ) indica la cantidad de meteoros por hora que se podrían observar en condiciones óptimas. Sin embargo, esto no significa que se puedan observar 100 meteoros cada hora, puesto que hay muchos factores que afectan a este cálculo teórico. Por ejemplo, la contaminación lumínica -por escasa que sea- ocultará los meteoros más débiles, que son precisamente los más abundantes. Además, esta cifra indica la intensidad de meteoros en el momento máximo de la lluvia, suponiendo que el radiante estuviera en el zenit y que no nos perdiéramos ni uno solo, cosa que es imposible ya que nuestros ojos no son capaces de cubrir el 100% del cielo.
Fuente información : http://blog.astroaficion.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada