domingo, 2 de febrero de 2014

Canarias aspira a ser sede de la mayor red de telescopios de rayos gamma

Recreación de telescopios de rayos gamma Cherenkov

El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) aspira a ser la sede de la mayor red de telescopios del hemisferio norte de rayos gamma, la forma más energética de radiación electromagnética que provienen de algunos de los eventos más violentos del cosmos, como las explosiones de supernovas, estrellas de neutrones y agujeros negros.

La Red de Telescopios Cherenkov (CTA), un proyecto en el que participan 27 países, tiene como objetivo la construcción de dos observatorios de rayos gamma, uno en cada hemisferio, que serán los mayores del mundo, diez veces más potentes que los actuales telescopios de su clase. Con esta tecnología se tratará de responder a dos preguntas claves: ¿de dónde provienen los rayos cósmicos y qué es la materia oscura, ese desconocido ingrediente que compone el 85% de toda la materia del universo.

La candidatura española competirá con Arizona (EEUU) por la sede del hemisferio Norte del CTA. También sigue vigente la candidatura de México, pero las primeras evaluaciones no han sido del todo favorables. El comité evaluador del consorcio internacional visitará este mes de febrero las instalaciones en el Observatorio del Teide en Tenerife y la decisión final se dará a conocer en abril, según avanzó el director del IAC Rafael Rebolo.

"Nuestra candidatura en el Observatorio del Teide está en competencia con Arizona en Estados Unidos. México todavía está en la competición, pero ha quedado un poco desmarcado por las condiciones de temperatura muy bajas en el sitio propuesto, que no son claramente compatibles con la estructura del telescopio. Nosotros si que tenemos un sitio que compatible con todos los requerimientos de las instalaciones y parece ser que Arizona también", apuntó el director del IAC.

Entre las ventajas de la candidatura canaria, Rebolo citó el hecho de contar con un observatorio, el del Teide, que lleva en funcionamiento más de 40 años. "Conocemos muy bien las cualidades de un sitio de observación que es reconocido mundialmente desde hace muchas décadas. Tenemos muy controlados todos los parámetros de temperatura, viento, humedad, de noches despejadas... El comportamiento está absolutamente registrado gracias también a que muy cerca está el observatorio meteorológico de Izaña que registra todas estas variables".

Una información tan exhaustiva constituye un parámetro de calidad a valorar por el consorcio internacional. "Otras posibles ubicaciones no están tan exploradas y tan bien caracterizadas".

Otra de las ventajas de Canarias es su accesibilidad respecto a Europa, donde se encuentra el 80% del consorcio internacional. "Por tanto, se reduciría considerablemente los gastos de viaje que durante muchos años se acumulan para poder explotar una instalación científica".
A ello se le suma el entorno en el que se ubicaría el CTA, "al lado de un centro de investigación como es el IAC, a menos de 45 minutos en coche de un centro de investigación avanzado, con muchos servicios científicos y tecnológicos y en un campus universitario donde además existe la Facultad de Ciencias Físicas y, por supuesto, en Gran Canaria, las escuelas universitarias de Ingeniería que pueden nutrir perfectamente servicios".

Rafael Rebolo apuntó que dicho entorno es un elemento diferenciador con respecto al resto de candidaturas, en ambos hemisferios. "Las del hemisferio Norte, como Arizona e incluso México están en núcleos muy aislados, de difícil acceso a servicios de mantenimiento, de reposición, e incluso a la actividad científica que es vital en el IAC. Creo que son bazas de carácter objetivo muy importantes a tener en cuenta. En esta última visita del comité evaluador, que se celebrará a mediados de febrero, lo vamos a dejar muy patente", subrayó el científico.

Si el consorcio internacional finalmente se decanta por la candidatura española, el observatorio se construirá en unos terrenos al borde del Parque Nacional del Teide, de un kilómetros cuadrado de superficie, actualmente propiedad del Ministerio de Defensa. "Esta nueva generación de telescopios de rayos gamma requiere de un espacio muy amplio y plano que se tiene aquí en Tenerife. Hemos propuesto estos terrenos propiedad del Ministerio de Defensa al que hemos solicitado que nos lo cedan temporalmente para hacer ciencia, y hemos hallado muy buena predisposición para que esa área de un kilómetro cuadrado nos sea cedida y y gestionada durante un tiempo por el Observatorio del Teide del IAC".

En el caso de que la balanza se incline por la candidatura española, el Astrofísica de Canarias deberá llegar a un acuerdo con el Gobierno estatal y el autonómico para iniciar las actuaciones que permitan la instalación del observatorio, que estará compuesto por unos 20 telescopios de diferentes tamaños (entre seis y 25 metros de diámetro), que permitirán cubrir un amplio rango energético del espectro de los rayos cósmicos. "Tenemos capacidad para recibir en dos años los primeros telescopios, y luego ir progresivamente recibiendo el resto, porque no hay que hacer un esfuerzo extraordinario, solo llevar electricidad y comunicación, fibra óptica para poder transmitir datos, siempre respetando el entorno, el resto lo tenemos al lado, en nuestro Observatorio. Por nuestra parte, la instalación podría habilitarse en tiempo récord".

Rebolo explicó que los telescopios de rayos gamma estudian uno de los fenómenos energéticos más importantes y más violentos que se dan en el universo (supernovas, fusión de estrellas de neutrones, absorción de estrellas por parte de agujeros negros, colisión de agujeros negros con otras estrellas de neutrones...). "Los telescopios nos permiten cuantificar la energía emitida en estos procesos, en este dominio de rayos gamma, y trazar la trayectoria para identificar de donde procede, que ha sido durante muchos años el gran desafío".

Rebolo: "Tenemos el apoyo decidido del Gobierno de Canarias a la candidatura"

En la balanza de la decisión final de la ubicación de la red de telescopios CTA, un criterio de peso es el financiero, los costes de construcción, comunicaciones y lo que cada país esté dispuesto a gastar en infraestructura y equipamiento.

La candidatura del Instituto de Astrofísica de Canarias tiene el apoyo del Gobierno regional y, aunque no existe un compromiso financiero explícito, también cuenta con la atención del Estado, según apuntó Rafael Rebolo, director del IAC. "El director de la Agencia Canaria de Investigación, Juan Ruiz, nos ha manifestado el apoyo decidido a la candidatura del IAC e incluso se ha ofrecido a preparar y ayudar al consorcio con inversiones en Tenerife, si se decide instalar el Observatorio aquí", apuntó Rebolo. "Una decisión de este tipo tiene ventajas importantes para Canarias, no solo en generación de empleo, sino por los beneficios de su funcionamiento".

El director del IAC recordó que el consorcio internacional del CTA invertirá unos 4 millones de euros al año para su funcionamiento, durante 30 años, lo que supondrá una inversión aproximada de cien millones de euros en Canarias.

La Secretaría de Estado de I+D+i comunicó por carta su respaldo a la candidatura canaria; y ahora solo queda por saber la decisión del Gobierno de España de contribuir financieramente al desarrollo científico-tecnológico que el país debe hacer para estar en el consorcio internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada